Home > Noticies > Cróniques > Remontada épica de los veteranos del Espluguenc
Remontada épica de los veteranos del Espluguenc

Remontada épica de los veteranos del Espluguenc

 CFA Espluguenc 4-3 Marianao 
Un Salt del Pi anegado por el agua y con un terreno impracticable por las lluvias de toda la jornada sabatina fueron mudos testigos de una nueva demostración de la fuerza y ambición que el equipo azulón viene demostrando durante toda la temporada. Al mismo tiempo la gélida tarde lo fue menos para una afición entregada que se unió al esfuerzo del equipo y que vibró con una remontada de tintes épicos.
Antes de eso los visitantes habían puesto tierra de por medio adelantándose sorpresivamente con tres goles en solo media hora, si bien se conocía el extraordinario poder ofensivo de los rojillos que, no en vano, son el segundo equipo máximo goleador de la categoría tras el actual campeón Gavá. Hasta entonces el Espluguenc había querido, pero no había podido o no le habían dejado, unas veces el rival y otras el terreno inundado con el que debía lidiar en su zona de ataque. Aún así un gol anulado en dudoso fuera de juego se hubiera sumado al posteriormente anotado por Mora en el 40 y ello hubiera permitido al Espluguenc irse a la caseta con una desventaja mínima. Pero no, 1-3 al descanso.
Era día de épica, tarde de remontada, partido de los de antes… De los que se decía que hacen afición. De los que mantienen los ojos de los espectadores abiertos como platos. De los que no quieres que acaben. De los que te levantan de tu asiento con cada gol. De los que te hacen bailar en el vestuario, besar a tus compañeros, apretar fuerte con cada abrazo si es que al final estás en el bando del ganador. De los que tienen sabor añejo… De los que te hacen ganador si tienes la cabeza más fría que tu rival.
Y es que el Espluguenc, en el descanso, entró al vestuario pensando que podía remontar pero salió de él convencido de que iba a ganar -las charlas de Morilla-. Y ganó.
Tenía que ganar si ponía en practica un ataque incisivo, un mediocampo extenuante y una defensa resolutiva. Y los puso.Y fuerza mental para superar las nuevas adversidades: más agua que antes, menos jugadores: 10 para 11 tras una injusta doble amarilla a Javito. Pero daba igual. Los visitantes ya no se acercaban al área del imponente Rafa, -héroe en una intervención providencial en la primera parte- y el Espluguenc no se alejaba de la visitante con dos desmelenados Jordi y Mora (objeto de dos penaltys que llevaron el partido al 3-3).
Los visitantes rudos, provocadores… “Leñeros”, como se decía en los partidos de antes que hacían afición. Pero impotentes. Y desesperados tras la ‘delicatessen’ de Jordi al convertir una falta de rosca impresionante, de las que hacen afición en los partidos de ahora. 4-3, Marianao aún más desquiciado, más impotente y más rudo. 4-3 Espluguenc más unido, mal solvente, más inteligente… Final y otra tarde -una más- para el recuerdo. Y los azules en la parte alta de la tabla.
El próximo sábado no hay jornada de liga por Semana Santa y tras el retorno el Espluguenc se desplazará al campo del UE Sant Vicenç.
La directiva del CFA Espluguenc quiere agradecer a Alfonso -que por motivos laborales se ve obligado a abandonar el equipo- el compromiso, dedicación y carisma que ha demostrado durante este tiempo en el club, deseándole suerte en su nueva etapa y esperando que en un futuro podamos volver a verlo vistiendo la camiseta azulada. Celebrar también que la operación de hombro de nuestro portero David Lucas haya sido un exito y desearle una pronta recuperación, esperando que la próxima temporada vuelva a estar bajo los palos en plenitud de facultades.