Notícies
Home > Noticies > Cróniques > Los veteranos apelan a la heroica y ganan en un gran partido
Los veteranos apelan a la heroica y ganan en un gran partido

Los veteranos apelan a la heroica y ganan en un gran partido

Sant Vicenç 2-3 CFA Espluguenc
 El Espluguenc encadena por primera vez durante el campeonato 3 jornadas sin conocer la derrota y tras el escandaloso 1-7 en el campo del Torrelles de Llobregat y el empate sin goles ante la Montserratina, las buenas sensaciones que nuestro equipo viene exhibiendo durante las últimas semanas se confirmaron el sábado en el feudo del Sant Vicenc, con una victoria que permite a los azules engancharse a la permanencia.
Nuestro equipo, muy superior en calidad al Sant Vicenc, cobró ventaja en la primera mitad (1-3) al descanso, pese a haber jugado en inferioridad desde el minuto 25 por doble amarilla a Rubén. En ese periodo el Espluguenc mostró su mejor nivel ante un conjunto local buscando sus oportunidades, más que con buen juego, con balones largos.
Con un hombre menos se preveía una segunda mitad larga, más aún cuando una indecisión defensiva permitió a los rojigualdos recortar distancias para ponerse a uno en el marcador y meterse en el partido. Antes el portero local había ganado un mano a mano a Pablo, que hubiera supuesto un claro 1-4 para los nuestros. Tras el gol, más difícil todavía pues Javito tuvo que abandonar también el partido al ver la segunda amarilla tras cortar en falta un contra local.
Con tal inferioridad el Sant Vicenc encerró a nuestros jugadores en torno a la meta guardada por Rafa pero un Espluguenc solidario con las líneas juntas y gran intensidad era infranqueable. Los de Morilla tenían arrestos para desplegarse con un extraordinario trabajo de todo el equipo y la aportación en banda de la ‘gacela pucelana’ Pablo en asociación con un Jordi imperial supuso un verdadero mal de cabeza para la zaga local.
Los de casa, rudos como ellos solos, querían pero no podían y su desesperación aumentaba por momentos tras cada recuperación del Espluguenc, tras cada balón primero detenido y después dormido por el experto Rafa, tras cada extravío del cuero por la línea de fondo, o con cada peligrosa transición de nuestro equipo.
El tramo final del partido supuso la constatación de que la impotencia suele traducirse en desesperación y esta a su vez en falta de autocontrol. Cuanto más podía haber desequilibrado el cuadro local el partido gracias a su inmensa superioridad (11 contra 9), su coqueteo con la marrullería acabó por desequilibrarlo a sí mismo, para habilitar en el partido aún más al Espluguenc merced a dos expulsiones casi consecutivas, una de ellas tras una ruin agresión múltiple sobre Iñaki que seguramente al ‘malo’ le costará unos cuantos meses sin pisar el verde.
Ni esto ni los 100 minutos que duró el partido consiguieron doblegar a un Espluguenc que sale reforzado y reafirmado en sí mismo para acometer una nueva final el próximo sábado (Salt del Pi, 16:00 horas) ante un rival directo en la lucha por la permanencia, el Poble Sec, que presume de dos victorias consecutivas en las dos últimas jornadas.
Una victoria azulada en combinación con otros resultados favorables permitiría a los nuestros abandonar por fin las posiciones de descenso.

La